Ir a la web del Ayuntamiento
Brihuega

Patrimonio monumental

El Castillo, las puertas y las murallas de la Villa

Brihuega no sólo conserva en buen estado cientos de metros de lienzos de la antigua muralla de los siglos XI – XII, sino que también se mantiene en pie el recinto amurallado de su Castillo, hoy en día cementerio municipal.

El Castillo asienta sobre una eminencia rocosa, en el extremo sur de la población. Sobre el primitivo fortín de los árabes, se añadieron estancias en el siglo XII, de estilo románico, y posteriormente en el XIII le construyeron la capilla de tono gótico de transición.

Vista general del Castillo de la Piedra Bermeja (Juan Carlos Viejo)

Vista general del Castillo de la Piedra Bermeja (Juan Carlos Viejo)

Nos encontramos con que, entrando por la puerta que existe junto a la iglesia de Santa María, el núcleo central del castillo consta de un espacio central, el más elevado, en el que hoy aparecen unas construcciones que debieron pertenecer a salones del palacio. Delante, un amplio espacio abierto, restos de otras construcciones, sirve de cementerio. Adosado a este primitivo núcleo constructivo, existe un conjunto de edificaciones al norte, consistentes en una larga nave cubierta de bóveda de cañón, y que hoy se denomina y utiliza como capilla de la Vera Cruz, a la que se entra por una sencilla puerta desde el prado de Santa María. Desde el nivel superior se accede a la que fue capilla del castillo, y que es hoy la pieza artística más singular que en él se conserva. Es un espacio de dimensiones cuadradas, planta poligonal, con cinco lados, y que constituye un elegante espacio de arquitectura gótica inicial, obra de los primeros años del siglo XIII, tiene sus cubiertas formadas por arquerías apuntadas, ojivales, y en el ábside se abren tres ventanales esbeltos y apuntados, mostrando ménsulas de decoración vegetal, y claves en las bóvedas.

Dentro del patio de armas se alberga la iglesia de Santa María de la Peña, soberbia obra gótica de transición, edificada en el siglo XIII y con posterioridad mejorada, así como las ruinas del que fuera Convento franciscano de la reforma alcantarina.

Torre y capilla de la Vera Cruz (A. Ortega Caballero)

Torre y capilla de la Vera Cruz (A. Ortega Caballero)

La villa toda de Brihuega estuvo amurallada por completo. Su actual recinto es enorme, de una longitud de casi dos kilómetros, y puede seguirse con facilidad en su totalidad, aunque donde mejor se observan hoy en día las murallas briocenses es en su costado noroeste, en el que, incluso restauradas y con algunas almenas restituídas, evocan con fuerza su aspecto más primitivo.

Un par de interesantes puertas de entrada a la villa merecen también admirarse. Así, el arco de Cozagón, situado en el extremo sur de la villa, servía de entrada a la misma desde los caminos que venían desde Toledo. Magnífico elemento de la arquitectura civil gótica, consiste en un par de solidísimos machones de planta cuadrada, que se unen en lo alto por un apuntado arco. La otra puerta, situada en el extremo norte de la villa, es la formada por el arco de la Cadena, más sencilla, pero también escoltada de cubo semicircular, y rematada por murete almenado.

El portal CastillosNet ofrece más información y fotografías sobre el Castillo de Piedra Bermeja.

 

Leyenda de la Piedra Bermeja

En la antigüedad, vivía en el castillo una muchacha llamada Elisa, de una belleza destacable, de la que todos los jóvenes querían hacerse con sus amores.

El alcalde y guardián del Castillo Abul, quedó prendado de la hermosura de la bella Elisa y decidió un día bajar a conocerla.

Elisa estaba disfrutando de un baño en las aguas del río Tajuña, donde su padre disponía de tierras de labranza y fue en ese momento cuando el taimado moro se acercó sibilinamente acechando a la bella cristiana, forzándola para obtener lo que la muchacha no le quería dar voluntariamente.

Enfadado al verse rechazado, Abul sacó su espada y la hundió en el cuerpo de la joven, que quedó apoyada en una piedra cercana a la orilla del río. Dicha piedra quedó teñida de color rojo bermejo. Llenos de rabia y de dolor, los vecinos briocenses, con Don Alonso, padre de Elisa, a la cabeza, subieron la piedra al pueblo y la colocaron en un lugar bien visible para recordar a la joven que había perdido la vida en las aguas del río Tajuña.

Se dice que el día 15 de agosto, día de la patrona de Brihuega, la Virgen de la Peña, la piedra adquiere un color rojiza más intenso.

 

Datos a tener en cuenta…

Interior del castillo, cementerio siglo XIX (S.Olivares Martínez)

Interior del castillo, cementerio siglo XIX (S.Olivares Martínez)

Situación: Sito en el Prado de Santa María, intramuros. El acceso se realiza por la puerta del Cementerio Municipal.

Horario: de lunes a sábados de 10.00h a 18.00h y domingos de 10.00h a 14.00h.

Entrada: gratuita.

Juan C. Gómez Gómez

Arco de Cozagón, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Fue la puerta más importante de la Villa de Brihuega. Se sitúa al Sur, como acceso al camino que se dirige al Tajuña primero y al Tajo después. De esta forma, conectaba con el camino que se dirigía a Toledo.

Se compone de un doble arco, cuya altura máxima es de 10 metros y su anchura de 3.30 metros. Está toda labrada en piedra de toba, muy blanda a la hora de tallarla, pero de endurecimiento progresivo con el paso del tiempo.

En ella dejaron los canteros sus señales, siendo repetidas la cruz, el aspa (o cruz de San Andrés), la escuadra y las paralelas inclinadas, sin que se haya podido encontrar ni una sola señal con la media luna, signo inequívoco de haber sido construida por los cristianos y de no haber intervenido en ella mudéjares, que sí parece que actuaron en la muralla del castillo (en la puerta del juego de pelota (hoy plaza de Manu Leguineche) se aprecia la media luna).

 

Juan C. Gómez Gómez

Arco de Cozagón, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Juan C. Gómez Gómez

Puerta de Cozagón, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Este arco fue notablemente empobrecido en 1965 al construirse la plaza de toros, puesto que su puerta interior perdió altura.

Por esta puerta penetraron los personajes importantes que visitaron Brihuega a lo largo de su historia (Alfonso X el Sabio, Rodrigo Ximénez de Rada, el Cardenal Cisneros…)

Desde este punto para todos aquellos que les guste caminar disfrutando del paisaje, sale una de nuestras rutas locales de senderismo: “la Ruta del Camino de Toledo”

Juan C. Gómez Gómez

Arco de la Guía, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Este arco es el que da acceso al Prado de Santa María.

Fue construido en el siglo XIX por el General Hugo (padre del escritor Víctor Hugo) durante la Guerra de la Independencia (1808 -1814), con el objetivo de abrir un hueco por el recinto amurallado para conquistar el castillo de la Piedra Bermeja.

Con el paso del tiempo se configura como una puerta monumental.

Juan C. Gómez Gómez

Puerta de la Cadena, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Juan C. Gómez Gómez

Puerta de la Cadena, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

La Puerta de la Cadena se abre al Norte de la Villa de Brihuega, siendo denominada en algunos documentos antiguos como Puerta de Valdeatienza, ya que hasta allí llegaba el camino que se dirigía hacia la Villa de Atienza.

Está formada por un sencillo arco de medio punto, sobre el que actualmente podemos ver varias placas conmemorativas del asalto a la Villa en 1710 durante la Guerra de Sucesión, en el marco de la Batalla de Brihuega-Villaviciosa que tuvo lugar en estas tierras alcarreñas.

Puerta del Juego de Pelota, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Puerta del Juego de Pelota, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Se ubica en el sistema defensivo de la parte alta de la Villa, en la muralla que rodea el Prado de Santa María.

Se trata de una puerta con doble arco apuntado de estilo gótico, y data de la segunda mitad del siglo XIII, apreciándose marcas de canteros entre las que se encuentra la media luna.

Presenta excelentes sillares de arenisca y tobas calcáreas, muy regulares y cuidados.

Muralla de Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Muralla de Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

La presencia árabe en la villa de Brihuega queda reflejada en su castillo y en su importante muralla.

Finalizada en el S. XII hoy quedan importantes vestigios en todo el perímetro del pueblo, conservándose varias de las puertas de acceso al recinto amurallado (La Puerta de la Cadena, El Arco de Cozagón, Puerta del Juego de Pelota).

La mayor cantidad de lienzos se encuentra situada en la parte Noroeste de la Villa, en el que, incluso restauradas y con algunas almenas restituidas, evocan con fuerza su aspecto más primitivo.

Versión para imprimir

Iglesias y conventos

El esplendor de la arquitectura cisterciense vino a Brihuega en el siglo XIII, en manos del arzobispo Don Rodrigo Ximénez de Rada, promotor de la construcción de las principales iglesias briocenses.

Por otra parte, los siglos XVI y XVII fueron los siglos “conventuales” de la villa. Monjas Recoletas de San Bernardo, Jerónimas y Franciscanos dejaron su huella en Brihuega.

Iglesia de San Felipe, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Iglesia de San Felipe, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Construida en el S. XIII es una de las construcciones más bellas de la villa, tiene un estilo románico de transición al gótico.

El templo posee tres naves con bóvedas de crucería. La nave central remata en largo presbiterio recto con bóveda de cañón apuntado sobre arcos fajones y ábside semicircular con bóveda de cuarto de esfera. Por tanto es la cabecera lo que mejor conserva los rasgos románicos.

En el muro meridional hay una bella portada de cinco arquivoltas apuntadas, con guardapolvos de puntas de diamante.

Cuatro pares de columnas forman los apoyos. En lo alto de los muros de las naves laterales hay sendos óculos con su moldura interna formando una estrella de seis lóbulos.

 

Iglesia de San Felipe, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Iglesia de San Felipe, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

En la parte superior del muro correspondiente a la nave central existe un rosetón circular con varias molduras y guardapolvos de puntas de diamante. Las tracerías forman una preciosa estrella de seis puntas.

Bajo éste se abre la puerta principal, también sobre arimez escoltado por contrafuertes y tejaroz sostenidos por canecillos zoomórficos. Es similar a la meridional, con arquivoltas apuntadas rematadas por chambrana de puntas de diamante y cinco pares de columnillas separadas por jambas con igual decoración.

Un incendio en 1904 arrasó toda la techumbre y el interior. Su posterior reconstrucción no hizo sino aumentar su esbeltez y sobriedad.

 

Iglesia de San Felipe, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Iglesia de San Felipe, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Datos a tener en cuenta…

Situación: Plaza San Felipe.

Horario: Aproximadamente de 10.00h a 19.30h (de lunes a domingo).

Entrada: Gratuita.

Iglesia de san Miguel, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Iglesia de san Miguel, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

La Iglesia de San Miguel fue construida en la primera mitad del siglo XIII. Situada en la zona sureste de Brihuega, su ubicación responde a la voluntad urbanística del arzobispo Ximénez de Rada, que decide levantar dos templos cristianos en barrios de nueva creación: los barrios de San Felipe y de San Miguel.

El estilo que inspiró este templo estaba netamente en conexión con el más puro mudéjar toledano, al que recuerdan especialmente los ábsides, incorporando además variados elementos del gótico que se empezaba a conocer en España.

Accediendo al interior podemos vislumbrar tres naves separadas entre sí por fuertes arcos apuntados de ladrillo, decorados muy simplemente con aristas vivas. La nave central, más alta, tiene sus muros de aparejo perforados por vanos de diverso tipo, tanto alargados con remate semicircular, como de herradura y aun simples óculos, todo ello muy decorado con elementos de ladrillo. La cabecera se muestra completa, y se accede a ella a través de un arco triunfal apuntado que apoya en columnas y pilastras con capiteles de decoración vegetal, cubriéndose en su parte absidal mediante una hermosa bóveda nervada de ladrillo, en forma de estrella de seis puntas, lo mismo que el tramo recto del presbiterio.

Retablo-iglesia-de-San-MiguelA día de hoy, la nave principal se cubre de una estructura metálica con acristalamiento que le permite la entrada de luz cenital, reconstrucción que tuvo lugar a mediados del siglo XX, momento en el que se decide rehabilitar el edificio y realizar su techado, que había quedado totalmente destruido en la Guerra Civil. Es en esta época cuando se pierde el espectacular retablo plateresco dedicado a San Miguel con el que contaba la iglesia, y que hoy en día podemos apreciar a través de las fotografías tomadas a principios de siglo XX.

Ya en el exterior, y adosada al lado norte se sitúa la torre de las campanas, y muy posiblemente fue alzada primitivamente junto al templo inicial.

A levante se alza el ábside poligonal de traza mudéjar, construido de ladrillo descubierto, con múltiples contrafuertes adosados y sin ventanas.

Desacralizada y destinada en la actualidad a actos culturales, sigue formando parte activa de la riqueza patrimonial de Brihuega, resultando un lugar destacado para la realización de eventos musicales y culturales.

Iglesia de San Miguel, Brihuega

Iglesia de San Miguel, Brihuega

Datos a tener en cuenta…

Situación: Sita en la Plaza San Miguel.

Cerrada al público cuando no hay acto cultural ya que realiza funciones de Auditorio Municipal. Este monumento se puede visitar en la Jornada de Puertas Abiertas que se celebra en el mes de mayo/junio.

Santa María de la Peña, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Santa María de la Peña, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

La iglesia de Santa María de la Peña se encuentra situada junto al Castillo de la Piedra Bermeja. Su emplazamiento es uno de los lugares más románticos de toda la Villa, rodeado de frondosos árboles y en un entorno natural y patrimonial inolvidable.

Construida a principios del S. XIII por el Arzobispo D. Rodrigo Ximénez de Rada, es uno de los cinco templos cristianos con los que contó Brihuega. Se trata de una iglesia de tres naves con tres tramos.

Cobijada bajo un porche moderno, se encuentra una preciosa puerta de transición del románico al gótico con cuatro arquivoltas apuntadas y tímpano rebajado con dos arcos apuntados simétricos con tres óculos, siendo el central un pequeño rosetón circular y tetralobulado.

Santa María de la Peña, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Santa María de la Peña, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

La cabecera, que forma el remate de la nave central, tiene un presbiterio rectangular y el ábside poligonal. En cada vértice de este polígono de cinco lados existe un poderoso contrafuerte escalonado. En los paños murales se abren elegantes y largos ventanales con vano de medio punto rodeado de cuatro arquivoltas y guardapolvos de punta de diamante.

En el interior el arco triunfal es apuntado, y da acceso al presbiterio con columnas y bóveda también de crucería. El ábside poligonal se cubre con bóveda nervada.

Se muestra como un perfecto ejemplo de arquitectura cisterciense de transición del románico al gótico, con su carácter de pureza y renovación.

En su interior de conserva la imagen de la Patrona de la localidad: la Virgen de la Peña.

Santa María de la Peña (Juan R. Velasco)

Santa María de la Peña (Juan R. Velasco)

Datos a tener en cuenta…

Situación: Prado de Santa María, recinto amurallado del castillo de la Piedra Bermeja.

Horario: Puede visitarse en horario de culto.

Días laborables: 20.00h (antes y después de dicha hora).

Domingos y festivos: 12.30 h (antes y después de dicha hora).

Entrada: Gratuita.

san-juan1

Iglesia de San Juan

El templo con una torre cuadrada de más de 12 metros tuvo su origen en el siglo XII que según las fuentes sería de una sola nave con bóveda de cañón, ábside semicircular y tejado a dos aguas. Posiblemente dispondría de un pórtico lateral en el costado sur.

Iglesia de San Juan

Iglesia de San Juan

En el siglo XVII se destruyó la iglesia románica original, salvo la torre, por su deterioro, levantándose uno nuevo edificio de estilo más clásico. Fue añadida la sacristía en el lado norte del templo y bajo la torre se emplazaría la capilla de la Virgen de la Zarza cuya propiedad pasó a ser del genial músico Sebastián Durón (1660-1716).

A principios del siglo XX San Juan dejó de ser definitivamente parroquia de Brihuega lo que fue provocando su abandono hasta su derrumbamiento, todo ello unido a los daños provocados durante la Guerra Civil.

Ya en los años 60 del siglo X, la iglesia de San Juan cayó derrumbada. Debido al estado en el que se encontraba, no se pudo evitar su caída, que provocó daños y víctimas mortales. Actualmente pueden visitarse los restos arqueológicos, testimonio de aquella imponente iglesia.

La antigua iglesia de San Simón en Brihuega pudo haberse levantado sobre la que fue la mezquita de Brihuega, según sostienen diversos autores.

El inmueble se encuentra adosado, en su mayor parte, a otros edificios, lo que dificulta su contemplación exterior.

Se trata de un pequeño templo mudéjar, de estilo toledano, levantado entre los siglos XIII y XIV, que presenta una sola nave con ábside semicircular.

El acceso original incorpora arco apuntado polilobulado y, en su parte superior, un óculo o rosetón.

La demolición de un edificio adosado al ábside ha permitido observar la tipología constructiva del edificio, que presenta un zócalo de mampostería de unos tres metros de altura, sobre el que se dispone un paramento de aparejo toledano (cajas de mampostería y verdugadas de ladrillo).

El ábside debe incorporar cinco ventanas, de las que exteriormente solo se aprecian dos, construidas mediante cuatro arcos concéntricos, de ladrillo, ligeramente apuntados. El interior presenta bóveda de cascarón, reforzada por seis nervios que se unen en clave común.

(De propiedad privada, sólo puede verse desde el exterior el ábside mudéjar)

Convento de las Jerónimas San Ildefonso, Brihuega

Convento de las Jerónimas San Ildefonso, Brihuega

El Monasterio de las RR. Jerónimas de San Ildefonso data de finales del siglo XVI.

Actualmente, lo único que se conserva intacto de este convento, es la fachada de la Iglesia, el resto no ha sobrevivido al paso del tiempo. Ha sido testigo de los avatares de la historia, objeto de agresiones de todas las guerras en las que se ha visto involucrada la Villa, ha sufrido saqueos y bombardeos y tampoco quedó libre de las leyes desamortizadoras de Mendizábal.

Convento de las Jerónimas de San Ildefonso, Brihuega

Convento de las Jerónimas de San Ildefonso, Brihuega

Lo que más recientemente afectó al Monasterio fue la pasada Contienda Civil. Las monjas se vieron obligadas a abandonar el cenobio. Cuando la Guerra finaliza y regresan, se lo encuentran en ruinas y totalmente saqueado. Aconsejadas por las autoridades eclesiásticas se fusionan con las monjas de otro convento de Guadalajara, Ntra. Sra. De los Remedios, que se encontraba en una situación similar. Poco después se acomete una rápida reconstrucción, poco eficaz, que obliga a invertir los escasos bienes en obras continuamente, hasta que en 1969, los arquitectos de la Diócesis aconsejan el cierre del Convento ante el lamentable estado ruinoso que presentaba. De esta manera la Mitra de Sigüenza les ofrece el traslado a Yunquera de Henares, donde se trasladan en 1971, y actualmente permanecen.

El cenobio briocense continuó su deterioro paulatino hasta que en 2006 se compró el edificio en ruinas, empezando en 2007 las obras de rehabilitación funcionando hoy día como centro de eventos “La Capilla de Brihuega”.

(De propiedad privada, sólo exterior)

Convento San José, Brihuega (www.guadaenhdr.es)

Convento San José, Brihuega (www.guadaenhdr.es)

El Convento de San José en Brihuega es un convento de franciscanos de San José fundado por Juan de Molina hacia 1619 en unos edificios anejos a la Muralla, en el Prado de Santa María.

Lo habitaron frailes de la llamada Reforma de la Orden del Carmelo hecha por San Pedro de Alcántara y vivieron en él varones de probada santidad y muchas letras. Tras la desamortización de Mendizábal, en su edificio se instaló en 1835 el hospital de la villa, además de ser cárcel en sus bajos, colegio y escuela taller. En la actualidad alberga la Sala de Exposiciones y el primer Museo Mundial de Miniaturas del Profesor Max.

Versión para imprimir

Fuentes

El agua es una de las señas de identidad de esta villa alcarreña al gozar, por su ubicación geográfica, de grandes manantiales. Son muchas las fuentes que paseando por sus calles pueden saciar nuestra sed: Fuente de los Doce caños, fuente del Tinte, fuente del Hisopo, fuentes barrocas del Coso, fuente de San Juan, etc.

Brihuega es conocida como el “Jardín de la Alcarria”. Y es que, si por algo se caracteriza la Villa es por la abundancia de manantiales subterráneos que manan en numerosas fuentes repartidas por las diferentes calles y plazas. Por su función las podemos dividir en fuentes ornamentales y fuentes de abastecimiento.

Fuentes ornamentales

Fuentes del Coso, siglo XVIII (S. Olivares Martínez)

Fuentes del Coso, siglo XVIII (S. Olivares Martínez)

Fuentes del Coso.

Jalonan la entrada a la Plaza del Coso desde la Calle Mayor. Fueron mandadas construir por el monarca Carlos III, junto con la Real Cárcel.

 

Fuente central de Las Eras del Agua, Brihuega (A. Ortega Caballero)

Fuente central de Las Eras del Agua, Brihuega (A. Ortega Caballero)

 

 

 

Fuentes de las Eras del Agua.

En el parque de la Alameda nos encontramos con tres fuentes: la central, construida en los años 70 rememorando el antiguo quiosco de orquesta que allí se levantaba; y dos pequeñas a su entrada. Cuentan los vecinos que hasta hace no mucho el suelo del parque estaba permanentemente húmedo, de ahí el nombre de “Eras del Agua”.

 

Fuente del Jardinillo.

Brihuega sufrió una inundación a finales del siglo XIX que supuso la pérdida de una hilera de casas donde a día de hoy se encuentra el Jardinillo. La plaza fue embellecida con una fuente.

 

Fuente de Santa María, Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Fuente de Santa María, Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Fuente de Santa María.

Una de las fuentes más bonitas de Brihuega, ubicada en un lugar especial: el Prado de Santa María. Fue reubicada al lugar actual en los años 60, ya que la fuente original se localizaba adosada a la muralla.

 

 

 

 

Fuentes de abastecimiento

Fuente del Hisopo, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Fuente del Hisopo, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

La Fuente del Paseo de la Fábrica, la Fuentecilla , la Fuente de Santo Tomás, la de San Juan, la Fuente del Tinte o la del Hisopo sirvieron de abastecimiento de agua en los hogares, donde las mujeres iban a llenar sus cántaros hasta que a mediados del siglo XX Brihuega dispuso de agua corriente en las casas. Hoy es un placer para el caminante echar un trago de agua fresca en cualquiera de ellas.

Fuente del Tinte, Brihuega

Fuente del Tinte, Brihuega

Además de las fuentes mencionadas y descritas ubicadas intramuros, el visitante puede encontrar en los alrededores de la Villa otras muchas. Por ejemplo, en el Camino de Toledo la fuente del Cubillo, la del Piojo y la de Santa Ana; o en el Camino Bajo de Villaviciosa la fuente de la Princesa, la de San Gil y la de Fuencaliente.

Fuente de los Doce Caños, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Fuente de los Doce Caños, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

La Fuente de los “Doce Caños” también es conocida como la “Fuente Blanquina”. Es la de mayor tamaño y una de las señas de identidad de Brihuega, sirve de soporte al lavadero municipal.

Cuenta con un total de veinticuatro caños. Doce en la parte frontal y otros doce son los que abastecen el lavadero.

El lavadero consta de tres grandes pilas rectangulares: una primera para el enjabonado de la ropa, otra para el aclarado y una última de menor tamaño para el fregado de los cacharros de cocina.

Con la Guerra Civil (1936—1939) la fuente prácticamente quedó destruida, resurgiendo de sus cenizas hacia 1940 con su reconstrucción.

 

Fuente de los Doce caños, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Fuente de los Doce caños, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Datos a tener en cuenta…

Situación: Sita entre la calle Atienza y Portales del Césped.

Horario de apertura del lavadero: días laborables de 10.00h a18.00h y festivos de 10.00h a 14.00h.

Entrada: Gratuita.

Lavadero de la fuente Blanquina, Brihuega (F. Fernández García)

Lavadero de la fuente Blanquina, Brihuega (F. Fernández García)

Proponemos una ruta por las doce fuentes más importantes de la Villa de Brihuega. Descárgatela pinchando aquí

 

Versión para imprimir

Arquitectura civil

Las obras de los arquitectos de Fernando VI y Carlos III quedan reflejadas en algunos de los edificos civiles de la villa. Otros, sin embargo, pertenecieron a grandes señores del siglo XVIII.

Por otro lado, un lujo es pasear por las soportales, muy típicos de la arquitectura alcarreña, de las calles briocenses.

Cárcel de Carlos III, Brihuega

Cárcel de Carlos III, Brihuega

Situada en la Plaza del Coso, el edificio de la Real Cárcel fue construido en 1781, durante el reinado de Carlos III, y viene a sustituir a la construida anteriormente por Felipe II en el siglo XVI.

 Fue utilizada como escuela y academia de música. En 1984 se realizó una reforma en su interior con el objeto de adecuarlo como biblioteca; y actualmente alberga la Oficina de Turismo de Brihuega.

En la Oficina de Turismo podemos encontrar información turística tanto de Brihuega como de sus pedanías, además de las distintas comarcas y zonas más importantes y destacadas de la provincia de Guadalajara.

Además, la segunda planta del edificio alberga el Centro de Documentación Histórica del Archivo de Brihuega.

Real Fábrica de Paños, Brihuega

Real Fábrica de Paños, Brihuega

En Brihuega existe una tradición textil importante, que se inicia en los siglos XIII y XIV, como queda demostrado por los numerosos batanes que se localizan en sus inmediaciones. En 1750 el rey Fernando VI funda la Real Fábrica de Paños de Brihuega, como sucursal de la Fábrica de Guadalajara. La fábrica se construirá a lo largo de los primeros años de ese decenio, dentro del recinto amurallado de la ciudad y en el lugar que ocupaba la ermita de Santa Lucía (en el extremo este del núcleo de Brihuega). Constituye uno de los ejemplos de la arquitectura industrial del siglo XVIII en España.

Tras un esplendor de 1768 a 1790, durante el cual fue una de las instalaciones industriales más prestigiosas del país, fue saqueada en la Guerra de la Independencia y usado su edificio como cuartel francés. Funciona en 1814 y en 1840 pasa a manos privadas siguiendo la fabricación hasta la Guerra Civil. Los jardines se levantaron después de 1840 con un bello trazado geométrico formando una malla intrincada de estructura casi barroca.

 

Descripción

Escudo de la entrada principal.

Escudo de la entrada principal.

Se trata de un edificio del siglo XVIII, con puerta barroca de 1810, que da acceso a un patio con capilla. El zaguán da paso al cuerpo principal o rotonda, donde estaban instalados los ochenta y cuatro telares de paños. La traza del edificio se debe al Arquitecto don Manuel de Villegas, con reformas posteriores de don Ventura Padierne. La Fábrica se entiende como proyecto de una nueva ciudad; a lo que contribuye la concepción del edificio como una construcción a gran escala, con una forma geométricamente cerrada.

Destacan como parte intrínseca de la Fábrica sus jardines versallescos, con parterres y cipreses, adornados con farolas, miradores, cenadores y fuentes; dominando el conjunto de la ciudad los edificios destinados a la administración y residencia de los funcionarios que se ocupaban de su gestión, que ofrecen una maravillosa panorámica sobre el río Tajuña.

(De propiedad privada, sólo exterior).

Balconada, Casona de los Gómez

Balconada, Casona de los Gómez

Casa nobiliaria del siglo XVIII.

Su estilo es renacentista, con escudos nobiliarios en la fachada a ambos lados de la balconada y jambas con decoración almohadillada, muy característica de este estilo, en sus principales vanos.

(Es de propiedad privada, solo exterior).

Luis Igualada (Colección de Valeriano Herrera)

¿Luis Igualada? (Colección de Valeriano Herrera)

El edificio del Ayuntamiento se sitúa en la plaza mayor de la villa, conocida desde el siglo XVI como El Coso. En esta plaza se ubicaron tradicionalmente la cárcel municipal, varios comercios como carnicerías y pescaderías y una antigua hospedería regentada por las Monjas Bernardas.

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

La procedencia de el nombre de El Coso es discutida. Para unos deriva del vocablo árabe de zoco, que significa mercado, y se debería a la celebración de los mercados semanales en dicha plaza. Para otros autores es consecuencia de la costumbre de celebrar en este lugar las corridas de toros.

El edificio actual fue inaugurado en 1975 y sustituyó al antiguo edificio realizado por Ventura Rodríguez, que databa de 1797.

Cuevas Árabes, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Cuevas Árabes, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Situadas en la Plaza del Coso, fueron construidas entre los siglos X y XI .

Son un laberinto de galerías y túneles que recorren todo el subsuelo briocense, con una longitud aproximada de ocho kilómetros. Utilizadas en épocas de asedio, a través de ellas tenían una vía de escape al exterior de las murallas.

Cuenta con una temperatura constante de 12ºc durante todo el año, de ahí que se utilizaran como almacén de víveres y alimentos en épocas pasadas.

Éstas son una pequeña muestra de unos setecientos metros acondicionados para ser visitadas.

Datos a tener en cuenta…

Situación: Situadas en la plaza del Coso, nº 7

Contacto: 949.280.049 (Carnicería Hermanos Gutiérrez)

Horario: de 10.00h a 14.00h y 16.30h a 19.30h (de martes a sábados, domingos de 10.00 a 14.00h. Estos horarios son aproximados)

Entrada: 2€

Plaza de Toros "La Muralla", Brihuega (guadaenhr.es)

Plaza de Toros “La Muralla”, Brihuega (guadaenhr.es)

Construida en 1965, y conocida con el nombre de “la Muralla”, puesto que se construye al lado de la misma. También es por ello que el material que se empleó en su construcción se pareciera a dicha muralla, de modo que no rompiera estéticamente con el conjunto en el que está enmarcada.

Plaza de Toros "La Muralla", Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Plaza de Toros “La Muralla”, Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Fue Don Jesús Ruiz Pastor, importante promotor de la villa durante los años 60 y 70, quien decide que Brihuega debe contar con una Plaza de Toros dada la tradición taurina del pueblo. Es la plaza más grande de la provincia de Guadalajara, cuenta con cerca de 8.000 localidades. Como dato curioso hay que destacar que esta plaza fue construida en tan solo 200 días y fue inaugurada el 12 de junio de 1965. En su inauguración el día 12 de junio de 1965 estuvieron presentes los diestros: Paco Camino, Andrés Hernando y El Cordobés.

En el plano taurino de Brihuega, hay que destacar que esta villa cuenta con los segundos encierros más antiguos de España. Los documentos más antiguos de los que se tienen constancia datan del siglo XVI, concretamente del año 1584. El encierro de Brihuega se celebra el día 16 de agosto y ha sido declarado de Interés Turístico Regional.

Plaza de Toros "La Muralla", Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Plaza de Toros “La Muralla”, Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Plaza de Toros "La Muralla" (Juan Carlos Viejo)

Plaza de Toros “La Muralla” (Juan Carlos Viejo)

 

Datos a tener en cuenta…

Situación: Al final de la calle Cozagón.

Cerrada al público. Su apertura se efectúa en los festejos taurinos o actos culturales como conciertos. El turista puede visitarla una vez al año (mayo/junio) en el “Día del Turista”.

Vistas: Disfrutar de una panorámica, de su exterior e interior, desde el Portillo.

Rollo o picota de la Villa de Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Rollo o picota de la Villa de Brihuega (Juan C. Gómez Gómez)

Construido en el S. XVI de granito tallado, consta de un fuste alto y cilíndrico, apoyado sobre un bloque también de granito.

Este monumento fue señal durante muchos siglos de que Brihuega tenía el carácter de villa y no el de aldea.

Soportales de la Calle Mayor, Brihuega. (Victor Castelo)

Soportales de la Calle Mayor, Brihuega. (Victor Castelo)

Soportales de Chapero, Brihuega

Soportales de Chapero, Brihuega

Brihuega participa plenamente de la estructura típica de los núcleos urbanos de la Alcarria: calles estrechas y sinuosas; protegidas por aleros, balcones y arquillos que comunican las calles entre sí, calles porticadas normalmente en la confluencia de plazas, asimismo porticadas.

Podemos encontrar importantes restos de soportales: En la Plazuela de Herradores; la Calle de las Armas; los portales de Chapero; la Calle Mayor; la Plaza del Coso.

Por otro lado, los materiales constructivos utilizados en este tipo de arquitectura normalmente son piedra, madera, y barro. Muchas veces, se mezclados, piedra abajo, para cimentar y aislar de la humedad, tapial en medio, como grandes bloques de tierra y adobes para tapar huecos y vanos.

Versión para imprimir

Lugares históricos con mucho encanto

El conjunto de estos lugares son únicos.

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

Esta plaza es conocida con este nombre desde el siglo XVI.

La procedencia su nombre es discutida y tenemos dos opciones a la hora de concluir el porqué de la palabra “Coso”: para algunos ésta palabra deriva de la palabra “zoco” que significa mercado y que podría relacionarse con la celebración del mercado en dicha plaza, mientras que para otros su nombre es consecuencia de la costumbre de celebrar en este lugar las corridas de toros, ya que Brihuega utilizaba éste lugar para su celebración antes de contar con una Plaza de toros.

En esta plaza encontramos el edificio del Ayuntamiento, reformado y levantado de nueva planta en 1975, sustituyendo al antiguo del S. XVIII.

 

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

Plaza del Coso, Brihuega (S.Olivares Martínez)

También puede verse el edificio de la Cárcel, levantada durante el reinado de Carlos III. Fue usada como escuela, academia de música y finalmente como Biblioteca municipal, tras ser restaurado el edificio en 1984.

Frente al Ayuntamiento encontramos las llamadas Cuevas Árabes. Y además dos monumentales fuentes de indudable aspecto barroco que completan esta plaza.

Prado de Sta María, Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Prado de Sta María, Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Prado de Santa María, Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Prado de Santa María, Brihuega (Juan Carlos Viejo)

Es uno de los lugares de mayor belleza y tranquilidad de la Villa, situado dentro del recinto amurallado del castillo de la Piedra Bermeja y por el cual se accede desde el Arco de la Guía.

Fue el antiguo patio de armas de la alcazaba musulmana.

Tras la cesión de la Villa al Arzobispadode Toledo, la fortaleza pierde su función defensiva pasando a ser palacio arzobispal, así pues en el siglo XIII el arzobispo Ximenez de Rada manda construir intramuros o en el antiguo patio de armas la iglesia de Santa María de la Peña soberbia obra gótica de transición, así como en el siglo XVII el Convento Franciscano de San José, actual mueso de las miniaturas del Profesor Max.

Versión para imprimir